Glosario de negocios

¿Qué es un ratio actual?

La liquidez es esencial para la salud financiera de todo negocio. Mientras más efectivo tengas disponible para cubrir los pagos de las deudas, la renta, los suelos de los empleados, los servicios públicos y demás gastos fijos, menos tendrás que preocuparte por sufrir una crisis de flujo de caja que podría obstaculizar las operaciones de la empresa.

El coeficiente de solvencia (también conocido como el coeficiente de liquidez) mide la capacidad de una empresa para cumplir sus obligaciones a corto plazo, como los costos fijos de operación y las deudas a corto plazo.

Este coeficiente de solvencia tiene en cuenta todos los activos corrientes y los pasivos corrientes. Mientras más alto sea el coeficiente de solvencia de una empresa, a más capital circulante podrá acceder.

Fórmula del coeficiente de solvencia

El cálculo del coeficiente de solvencia de una empresa implica comparar los activos corrientes en su balance general con los pasivos corrientes.

Los activos corrientes incluyen los siguientes elementos:

  • Efectivo
  • Cuentas por cobrar
  • Inventario
  • Cualquier otro recurso que probablemente se convierta en efectivo en el transcurso de un año

Por su parte, los pasivos corrientes incluyen los siguientes elementos:

  • Cuentas por pagar
  • Deuda tributaria
  • Salarios de los empleados
  • Deudas a corto plazo
  • La porción corriente de las deudas a largo plazo (como los pagos de hipotecas o de créditos automotrices)

La determinación del coeficiente de liquidez toma tiempo y requiere esfuerzo, pero es información vital que las pequeñas y medianas empresas deben conocer. Sin ella, los propietarios de negocios operarían a ciegas en cuanto a su flujo de caja libre. Si no tienen suficiente liquidez, es posible que deban recurrir a préstamos con altas tasas de interés para cubrir los gastos operativos y a obligaciones de deuda a corto plazo. Por suerte, las herramientas automáticas permiten suprimir tanto el trabajo preliminar como las conjeturas a la hora de comprender las finanzas del negocio.

¿Cuál sería un coeficiente de solvencia adecuado para mi empresa?

Para saber cuál sería un coeficiente de solvencia adecuado, hay que tener en cuenta el sector y el tamaño del negocio. Algunos modelos de negocios tienen más pasivos corrientes y gastos operativos que otros. Por su parte, las empresas más grandes suelen tener coeficientes de solvencia más altos porque perciben mayores ingresos.

Como regla general, si el coeficiente de solvencia de una empresa es superior a 1.00, significa que cuenta con suficientes activos corrientes para cubrir sus pasivos corrientes. Si el coeficiente de solvencia de una empresa es 1.50 o un valor superior, quiere decir que tiene bastante capital circulante para cubrir todos los pasivos corrientes.

Sin embargo, es importante recordar que el coeficiente de solvencia solo aporta una visión general del estado de un negocio en determinado momento. Si el coeficiente de solvencia cae debajo de 1.00, esto no significa que dicho coeficiente no vaya a mejorar.

Obtén más información sobre cómo planear las finanzas de tu negocio.

Preguntas frecuentes sobre el coeficiente de solvencia

¿Cuál es la diferencia entre el coeficiente de solvencia y el coeficiente de prueba ácida?

El coeficiente de solvencia suele compararse con otros coeficientes de liquidez, como el coeficiente de prueba ácida. De hecho, a primera vista, estos coeficientes no son muy diferentes.

La única diferencia real es que el coeficiente de prueba ácida no incluye el inventario ni los gastos prepagados, los cuales pueden demorarse más en convertirse en dinero que otros activos corrientes, como el efectivo o las cuentas por cobrar.

¿Utilizar el coeficiente de solvencia conlleva limitaciones?

El coeficiente de solvencia presenta algunas limitaciones en su uso. Este coeficiente solo ofrece una visión general y no puede incluir en su análisis las tendencias financieras ascendentes ni las descendentes. También puede ser limitante al momento de comparar el negocio con los de otros sectores. Esto se debe a que algunos sectores tienen coeficientes de solvencia más altos por naturaleza gracias a que sus modelos de negocio requieren una proporción grande de los activos corrientes.

¿Los coeficientes de solvencia cambian?

Sí, y los analistas podrían considerar la rapidez con la que cambian como un indicador del buen estado financiero de la empresa. Es posible que una empresa tenga un coeficiente de solvencia adecuado al inicio del año, pero le cueste pagar sus facturas y deudas al finalizar el año. De la misma manera, una empresa puede comenzar el trimestre con un coeficiente de solvencia inferior a 1.00 para después alcanzar un coeficiente más favorable al final del trimestre si logró pagar sus pasivos corrientes con rapidez al aumentar sus ingresos.

Descubre las maneras en que Square puede ayudarte a administrar tu negocio.

Software de PDV gratis

Punto de venta Square facilita la venta de productos en persona, en línea, por teléfono o en el lugar donde te encuentres. Es sencillo y no requiere capacitación.

Enlaces de proceso de pago

Crea enlaces de pago, botones de compra o códigos QR con Proceso de pago en línea Square. Compártelos en línea y comienza a vender tus productos sin un sitio web.

Terminal de pago

Square Terminal es el dispositivo de tarjetas que te permite realizar todo lo que necesites, desde administrar artículos y aceptar pagos hasta imprimir recibos y recibir cobros.