Inicio>Proteja su negocio

Protéjase de las estafas y fraudes

Las estafas y el fraude son peligros desafortunados de la era digital. Cuando acepta una compra con tarjeta de crédito, siempre está la posibilidad de que la tarjeta o la información de esta haya sido robada y sea utilizada para estafar. El defraudador puede seguir acumulando cargos hasta que el verdadero titular de la tarjeta nota la actividad inusual y reclama las transacciones con su banco.

Como vendedor, las compañías de tarjeta de crédito lo hacen responsable de las transacciones fraudulentas. Square trabaja arduamente para detectar actividad inusual y notificarle el fraude o las posibles estafas, pero usted es siempre la primera y la mejor línea de defensa. Es fundamental aprender cómo detectar y evitar transacciones sospechosas.

Posibles señales de compradores fraudulentos

Cuando los estafadores roban la información de una tarjeta, por lo general tienen dos objetivos:

  • Obtener artículos suyos sin pagar por ellos.

  • Obtener fondos de manera fraudulenta mediante el engaño.

Los estafadores tienden a seguir patrones identificables: indicios que debería tener en cuenta antes de realizar una transacción con un comprador.*

El comprador le solicita que envíe parte del pago con tarjeta de crédito a un tercero

A veces, los estafadores le pedirán que pague con tarjeta de crédito a un proveedor especial (como un conductor, servicios de banquete o planificador de eventos) o a una empresa de envíos. Frecuentemente, esta solicitud lo llevará a realizar una transferencia de dinero irreversible, por ejemplo una transferencia bancaria, Western Union o un giro. Estas solicitudes son sumamente indicativas de una estafa.

En este caso, el verdadero titular de la tarjeta reclamaría la transacción con su banco y usted sería el responsable de reembolsar el monto total. Para protegerse y proteger su negocio, nunca envíe parte del dinero del pago de un cliente a un proveedor de terceros o empresa de envíos.

Las compras se realizan exclusivamente por teléfono, correo electrónico o mensaje de texto

Si un cliente evita cualquier tipo de contacto en persona cuando el tipo de transacción generalmente lo requeriría, es posible que esté intentando estafarle. Los ejemplos comunes incluyen servicios de banquetes, peinados y fotografía. El cliente quizá justifique su ausencia diciendo que se encuentra en el hospital o que padece problemas auditivos. Por lo general, los estafadores utilizan esta estrategia por dos motivos: para ocultar su verdadera identidad y para ganarse la simpatía con la esperanza de que usted esté más dispuesto a admitir solicitudes poco frecuentes.

Pedidos y prácticas de envío irregulares

Varias compras ilegítimas incluyen pedidos especiales o irregularidades en torno a la entrega de los bienes. Incluyen:

  • Los códigos postales de facturación y envío no coinciden

  • Insistencia en envío/servicio apresurado (puede indicar que el comprador está apurado para finalizar la transacción antes de que se denuncie la información de la tarjeta robada)

  • Pedidos grandes y repetidos en un lapso corto de tiempo

  • Grandes cantidades de pedidos de bienes que pueden revenderse fácilmente (camisetas lisas, dispositivos electrónicos, unidades USB, etc.)

  • Se le solicita que transfiera los fondos a una empresa de envíos recomendada por el comprador

Problemas de transacción con la tarjeta

Existen algunos indicadores de que un comprador posiblemente esté utilizando una lista de números de varias tarjetas de crédito robadas para realizar compras fraudulentas, como:

  • Tarjeta rechazada. La respuesta “rechazada” puede indicar que un estafador desconocía el límite de la tarjeta de crédito o el banco emisor ha marcado la transacción.

  • El comprador le solicita que divida o que cobre un pedido en varias tarjetas. Al igual que con las tarjetas rechazadas, un defraudador puede intentar repartir la transacción en varias tarjetas en caso de que la compra exceda el límite de una sola tarjeta.

Cómo proteger su negocio

  • Nunca realice una transferencia o envíe dinero a un tercero a solicitud del cliente (incluidos Western Union, MoneyGram, transferencia bancaria, etc.).

  • No acepte pagos con tarjeta de crédito para servicios que no son los que su negocio normalmente ofrece.

  • Nunca utilice un servicio de entrega de terceros que no conozca. Envíe siempre los productos a través de una empresa de entrega confiable (UPS, Fedex, etc.).

  • Evite dividir pedidos grandes en varios pagos más pequeños.

  • El código postal de facturación debe coincidir con el de la tarjeta de crédito. En caso contrario, pregunte el motivo. La respuesta deberá ser lógica dentro del contexto del pedido (por ejemplo, el tipo de producto y/o la cantidad bien podría ser un regalo).

  • Solicite una identificación emitida por el gobierno para verificar la identidad del comprador.*

Si sospecha de fraude, infórmele al cliente que no puede aceptar la venta. Comuníquese con nosotros si tiene alguna duda o pregunta sobre un cliente.

Obtenga más información sobre prácticas óptimas para aceptar tarjetas de pago.

*Si bien las señales enumeradas generalmente están asociadas con el fraude, no necesariamente significan que un comprador está intentando realizar una compra fraudulenta. Si sospecha de fraude, comuníquese con el Centro de Atención al Cliente de Square.

*Jamás almacene la información de titular de la tarjeta (como el número de la tarjeta de crédito) en ningún sistema (ya sea papel, en línea o dentro de una aplicación).

Notificaciones por correo electrónico de Square sobre fraude

Square Seguro, el conjunto de servicios y herramientas que ofrecemos para mantener su cuenta protegida, incluye la supervisión de transacciones en vivo. Esto nos permite detectar transacciones sospechosas y revisarlas. Si determinamos que una o más transacciones en su cuenta probablemente sean el trabajo de estafadores, le enviaremos una alerta por correo electrónico.

Cuando reciba una alerta por correo electrónico, le solicitamos que no envíe el o los pedidos bajo investigación ni acepte otros pagos del cliente en cuestión hasta que vuelva a tener noticias nuestras. Mientras tanto, analizaremos los detalles de sus transacciones y las compararemos con otros patrones de fraude conocidos que hemos identificado.

Por lo general, el proceso de revisión se completa en un día hábil. Le enviaremos un segundo correo electrónico para hacerle saber el resultado de la revisión o en caso de que necesitemos alguna información adicional suya.