Cómo abrir un negocio: pasos para abrir un negocio

Conoce cómo abrir tu negocio con esta guía, que lo cubre todo, desde la creación del plan de negocio hasta los permisos y las obligaciones legales.

Así que has decidido abrir un negocio. En primer lugar, felicidades por haber dado el paso: tener un negocio propio tiene recompensas personales que van más allá de cualquier éxito monetario que puedas alcanzar. Te unes a un número creciente de nuevos emprendedores en el último año. Hay autonomía y satisfacción en saber que cada meta es el resultado de tu propia sangre, sudor y lágrimas.

Pero tanto si se trata de algo con lo que llevas años soñando como de una idea que acaba de surgir, tienes que elaborar un plan. Esta guía te acompaña en los pasos necesarios para abrir un negocio.

Antes de embarcarte en tu viaje como emprendedor, puedes considerar la posibilidad de escribir tu propia lista de comprobación para crear un negocio para asegurarte de que no se te escape ningún paso. Aunque el sector y los objetivos de tu negocio influirán en gran medida en esta lista de comprobación, es probable que todos los propietarios deban hacer lo siguiente antes de abrir sus puertas al público:

CONTENIDO

Comienza con una idea de negocio
Redacta un plan de negocio
Determina un modelo de negocio para ganar dinero
Elige el nombre de tu negocio
Elige la estructura de tu negocio
Consigue tus licencias y permisos
Determina los costos de inicio de tu negocio
Busca una ubicación (o céntrate en el comercio electrónico)
Establece las cuentas bancarias de tu negocio
Pon tu negocio en línea
Consigue un seguro para tu negocio
Crea una marca, una estrategia de marketing y un plan de promoción
Verifica la legislación sobre negocios
Considera la posibilidad de contratar personal
Información específica del sector
Preguntas frecuentes: cómo abrir un negocio

1. Comienza con una idea de negocio

Empieza por consolidar una idea de negocio y hacer tu investigación de mercado. Antes de empezar a planificar, asegúrate de tener una idea clara de lo que quieres que sea tu negocio. También es el momento de investigar tu sector para determinar las tendencias e identificar a los principales competidores y cómo puedes diferenciarte.

2. Redacta un plan de negocio

En un plan de negocio, planificas los objetivos futuros de tu negocio y defines cómo pretendes alcanzarlos. Piensa en este plan como tu guía para alcanzar el éxito y superar los obstáculos que puedas enfrentar. Tu plan debería mostrar que estás pensando en los próximos tres a cinco años e incluir los marcadores de las metas a lo largo del camino.

Necesitas un plan de negocio por un par de razones. En primer lugar, se trata de un plan para iniciar, dirigir y hacer crecer tu negocio, algo que puedes consultar como referencia y con lo que puedes medirte. En segundo lugar, si buscas financiación externa, necesitas un plan de negocio para demostrar que has pensado bien las cosas.

Cuando se trata de redactar un plan de negocio, no hay un enfoque único para todos. Hay una gran cantidad de recursos para ayudar a emprendedores como tú a empezar.

Pero, aunque los planes de negocio varían, todos suelen contener algunos componentes clave. Cuando pienses en el formato, es una buena idea utilizar las siguientes secciones como plantilla e incluir elementos visuales, como gráficos y proyecciones, cuando sea apropiado. La longitud también puede fluctuar en función de lo que pretendas hacer, pero, normalmente, los planes de negocio tienen entre 15 y 20 páginas.

Aquí encontrarás una descripción general de lo que un plan de negocio debe incluir:

  • Resumen ejecutivo: una descripción de primera de tu negocio y cómo vas a lograr tus objetivos.
  • Descripción comercial: el discurso de presentación, que transmite la idea de tu negocio de manera concisa.
  • Análisis del mercado: el escenario actual del mercado y una descripción que identifique tu mercado objetivo.
  • Análisis competitivo: la investigación estratégica que detalla la información acerca de los competidores en el sector.
  • Línea de productos y servicios: información sobre qué tipo de servicio o producto ofreces.
  • Plan de operaciones y administración: cómo planeas ponerte en marcha y gestionar tus operaciones diarias.
  • Consideraciones financieras: un análisis financiero de todo el capital que necesitas para iniciar, operar y hacer crecer tu negocio.

USES Square Infographic A Checklist for Starting a Business

3. Determina un modelo de negocio para ganar dinero

A la hora de sentar las bases de tu nuevo negocio, es importante que consideres los diferentes tipos de modelos de negocio que puedes querer seguir. Un modelo de negocio es la forma en que una empresa planea ganar dinero con su producto o servicio. Se trata de una explicación de cómo vas a ofrecer valor a tus clientes e incluye quién es tu base de clientes, los productos o servicios que planeas vender y los costos en los que vas a incurrir.

Aquí hay diferentes tipos de modelos de negocio para evaluar:

  • Distribuidor: un distribuidor compra productos, los almacena y posteriormente los vende a través de un canal de distribución. La venta de estos productos puede adoptar muchas formas, como la venta con ayuda de un equipo de ventas o de un revendedor.
  • Venta al por mayor: un modelo de negocio al por mayor significa que un negocio vende productos en grupo a una tienda, a menudo a un precio reducido. A su vez, estas tiendas venderán directamente a los clientes.
  • Suscripción: en un modelo de negocio de suscripción, los clientes realizan un pago recurrente mensual, trimestral, anual o de otro tipo por un producto o servicio.
  • Freemium: los modelos de negocio freemium son una combinación de “gratis” (free) y “prémium” (premium). El negocio puede entregar el servicio sin costo alguno y ofrecer servicios más avanzados o adicionales por una tarifa.
  • Mercado: los modelos de negocio de mercado son aquellos en los que varios vendedores o proveedores se unen para vender productos a los clientes.
  • Directo al consumidor: un modelo de negocio directo al consumidor es cuando un negocio vende directamente al consumidor en lugar de hacerlo a través de proveedores, minoristas o revendedores.
  • Hoja y maquinilla de afeitar: un modelo de negocio de maquinilla de afeitar es cuando un producto o servicio se vende a un precio más bajo para aumentar las ventas de un producto complementario o emparejado. Por ejemplo, una maquinilla de afeitar puede tener un precio más bajo para aumentar las ventas de las hojas de afeitar necesarias para utilizarla.
  • Servicios de consultoría: tu negocio puede ofrecer servicios de consultoría con base en tu experiencia con otros. Los negocios pueden contratar a un consultor para que los asesore en un proyecto específico o durante un tiempo determinado.
  • Franquicia: en un modelo de negocio de franquicia, el franquiciado paga un canon a la franquicia para poder licenciar el nombre y los sistemas operativos del negocio.
Comienza a vender con Square.

Crea una cuenta gratis en cuestión de minutos.

4. Elige el nombre de tu negocio

Es hora de hacer realidad las cosas: decidir el nombre de tu negocio (un importante ejercicio de desarrollo de la marca en sí mismo) y registrarlo en los organismos del gobierno.

Aquí tienes algunos pasos para ponerte en marcha con el nombre de tu negocio:

5. Elige la estructura de tu negocio

Cada tipo de entidad comercial (empresa unipersonal, sociedad colectiva, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad anónima) tiene sus propias implicaciones fiscales, legales y estructurales. Por ello, es conveniente consultar a un contador y un abogado de confianza antes de decidir oficialmente qué forma de entidad comercial deseas establecer. También es una buena idea dedicar algún tiempo al Centro de impuestos para trabajadores por cuenta propia y pequeños negocios del Servicio de Rentas Internas y la Guía de impuestos estatales y locales.

Necesitas registrar tu nombre o el nombre DBA (opera bajo el nombre comercial de) en la oficina del secretario del condado o en el gobierno de tu estado, según dónde esté ubicado tu negocio. Pero antes de registrar el nombre de tu negocio, tienes que decidir su estructura. Si estás estancado, el IRS es un buen lugar para empezar.

El registro del nombre de tu negocio suele formar parte del proceso de registro de las LLC y las sociedades anónimas. Sin embargo, si vas a abrir una empresa unipersonal o una sociedad que opera bajo un nombre que no es el tuyo (por ejemplo, tu nombre es Juan Pérez, pero quieres que el nombre de tu negocio sea otro), es posible que tengas que presentar un nombre DBA.

Built in ATL

6. Consigue tus licencias y permisos

La mayoría de los negocios requieren licencias o permisos para operar. Si la tramitación de licencias y permisos te parece abrumadora, quizá debas pensar en consultar a un abogado en las etapas iniciales, solo para asegurarte de que cumples todas las normas y reglamentos. Aparte de la licencia comercial general, y dependiendo del tipo de negocio que estés creando, es posible que necesites otras licencias y permisos.

Empecemos con todo el papeleo.

  • Obtén un número de identificación de contribuyente (TIN, por sus siglas en inglés), también conocido como número de identificación del empleador (EIN, por sus siglas en inglés). Puedes solicitar un EIN de varias maneras, ya sea en línea, por fax o por correo. Consulta el IRS para obtener una explicación detallada de cómo solicitar un EIN.

Employer Identification Number (EIN)

  • Regístrate para los impuestos estatales y locales. Cada estado y localidad tiene sus propios impuestos, por lo que es importante tener un buen conocimiento en este frente para ayudarte a evitar problemas y ahorrar dinero a tu negocio. (Este es otro punto en el que un contador o un abogado resultan útiles). Consulta la Agencia Federal de Pequeños Negocios para obtener más información sobre cómo determinar tus obligaciones fiscales estatales y locales.

  • También puedes necesitar una serie de licencias y los permisos estatales y locales. Las licencias y permisos requeridos varían de un negocio a otro, así que asegúrate de que tienes los que necesitas antes de establecer tu negocio.

Si estás planeando contratar empleados, ahora es el momento de familiarizarte con todas tus obligaciones como empleador. Antes de contratar a tu primer miembro del equipo, debes poner los puntos sobre las íes. Esto es también algo que tal vez quieras hablar con tu abogado.

7. Determina los costos iniciales de tu negocio

Abrir un negocio conlleva una serie de costos iniciales en los que todos los propietarios de negocios incurren al poner en marcha su nuevo emprendimiento. Hacer concesiones para los gastos de manera proactiva te ayudará a llevar un seguimiento de tu capital circulante o a medir la liquidez de tu negocio.

Aunque cada negocio es diferente y los costos de inicio varían, hay algunos gastos que son comunes a la mayoría:

  • Gastos de los empleados: es probable que hayas considerado los costos laborales como parte de tu plan de negocio. Tener en cuenta los sueldos, los salarios, incluidos los tuyos y las prestaciones de los empleados te ayudará a mejorar la administración de tu flujo de caja y a planificar con antelación mientras escalas tu negocio.
  • Facturas y servicios públicos: evalúa cuáles son las facturas y los servicios relacionados con tu negocio. Independientemente de si el espacio físico es tuyo o lo alquilas, debes administrar el pago de los servicios públicos, que van desde el agua y la electricidad hasta la instalación y el mantenimiento del Wi-Fi. Tanto los negocios en línea como los tradicionales pueden tener facturas relacionadas con la suscripción al servicio de alojamiento de su sitio web, el software de atención al cliente, los sistemas de punto de venta o el software de contabilidad.
  • Equipamiento y suministros: los diferentes tipos de negocios requerirán diferente equipamiento. Analiza con cuidado las necesidades de inventario, propiedad y equipamiento relacionadas con tu negocio para poder determinar si lo mejor es comprar o alquilar esos suministros. Por ejemplo, una peluquería tendrá necesidades de equipamiento y suministros diferentes a las de un food truck.
  • Tasas de seguros, licencias y permisos: proteger tu negocio asegurándote de que tienes todas las licencias y los permisos adecuados para operar debería ser una prioridad. Muchas licencias y permisos conllevan tasas de tramitación, y algunas tienen tasas anuales. Estos aspectos deben tenerse en cuenta en el presupuesto de tu negocio.
  • Material de marketing: puedes basar tu estrategia de marketing en material impreso o digital para que más personas conozcan tu negocio y para incrementar las ventas. Ten en cuenta todos los costos que se relacionen con la impresión y la distribución de los materiales de marketing.

Los gastos generales pueden clasificarse por fijos, variables y semivariables. Observa dónde pueden caer tus costos o calcula un análisis del umbral de rentabilidad para ayudar a prever futuras decisiones de tu negocio y estar al tanto de la contabilidad de costos.

A medida que crezca tu negocio, es posible que quieras considerar la financiación. Obtener financiación para tu negocio es una forma de proporcionarle fondos y puede adoptar la forma de un préstamo tradicional, una línea de crédito, una tarjeta de crédito, etc.

Acepta todas las formas de pago que tus clientes quieran emplear.

Acepta tarjetas con chip, Apple Pay y Google Pay en cualquier parte y no vuelvas a perder una venta nunca más.

8. Encuentra una ubicación (o céntrate en el comercio electrónico)

¿Dónde vas a realizar tus negocios? Esto puede variar mucho en función del tipo de negocio que tengas. Si eres trabajador independiente a domicilio, por ejemplo, puede que ni siquiera necesites alquilar una oficina física. Pero si vas a abrir un salón de belleza, en cambio, necesitas un espacio en el que puedas cortar el pelo.

La elección de un espacio físico es uno de los aspectos más complicados a la hora de abrir un negocio. Pero también es uno de los más importantes y requiere mucha investigación y planificación. Para empezar, tienes que entender las leyes de zonificación de tu ciudad y tener un sólido conocimiento de todos los aspectos financieros (como los impuestos sobre la nómina y cualquier costo oculto) asociados al alquiler de un espacio. Para obtener ayuda en este sentido, habla con tu municipio y con las juntas vecinales, o considera la posibilidad de contratar a un agente profesional para que te ayude.

Además de las leyes, las tasas y los reglamentos, también debes tener en cuenta la imagen de tu marca, la seguridad y la accesibilidad del barrio, tu proximidad a los proveedores con los que puedas necesitar trabajar y los planes de expansión. Habla con otros propietarios de negocios de la zona y consulta los datos gratuitos que proporciona el gobierno sobre la demografía del barrio y de la ciudad para ayudarte a tomar una decisión.

¿No necesitas una ubicación física? Adopta el comercio electrónico con una tienda en línea gratuita.

9. Establece las cuentas bancarias de tu negocio

A medida que vayas estableciendo tu negocio, empezarás a aceptar y gastar dinero. Separar las cuentas de tu negocio de las personales te ayudará a mitigar los riesgos, y es fundamental hacerlo bien desde el principio. Al establecer la banca comercial para tu negocio recién iniciado, empiezas a crear un historial de tus finanzas que te ayudará a orientar tus futuras decisiones y opciones empresariales.

Abre una cuenta bancaria comercial

Abrir una cuenta corriente o de ahorro comercial puede ayudar a mantener tus finanzas separadas, lo que protege tanto a tu negocio como a tus clientes. No solo puedes abrir una cuenta bancaria comercial para crear un lugar en el que tu empresa almacene dinero, sino para que puedas empezar a crear crédito comercial. Es importante mantener el crédito comercial si quieres considerar la financiación externa en el futuro. De hecho, estarás acumulando una calificación de crédito comercial independiente de tu calificación de crédito personal.

Aquí hay diferentes tipos de cuentas bancarias que puede considerar abrir:

  • Una cuenta de cheques para negocios, que te permite recibir pagos a nombre de tu negocio y gastar fondos mediante tarjetas de débito, cheques o transferencias bancarias. Esta es la cuenta que utilizarás para gestionar las nóminas y otros gastos operativos.
  • Una cuenta de ahorro para negocios, que te permite almacenar fondos de forma segura mientras ganan intereses.
  • Una cuenta de tarjeta de crédito para negocios, que te permite a ti y a otros usuarios autorizados hacer compras a crédito y pagarlas más tarde.
  • Una cuenta de servicios comerciales, que te permite aceptar transacciones de tarjetas de crédito y débito de los clientes de forma segura, con protección de las compras de los clientes y seguridad de su información personal.

Controla tus estados financieros

Si analizas tu contabilidad desde el principio, podrás tener una mejor idea del ingreso y egreso del efectivo de tu negocio. Los tres estados contables que deberás tener en cuenta incluyen un estado de flujo de caja, un balance y un estado de pérdida y ganancia (o de ingreso).

Estos estados no solo son una buena manera de tener una idea de la salud financiera de tu negocio, sino que también te permiten de establecer un historial de las finanzas de este.

How to add buy buttons

10. Pon tu negocio en línea

Los consumidores esperan poder interactuar con tu negocio en sus propios términos, en cualquier momento y en cualquier lugar. Y el canal clave que los clientes pueden utilizar para ponerse en contacto contigo y conocer tu negocio es tu sitio web. Aquí te mostramos cómo comenzar.

Registra un nombre de dominio

Si no tienes un sitio web, tienes que comprar tu dominio. Algunas plataformas de comercio electrónico te permiten comprárselo directamente a ellos o puedes utilizar un registrador de dominios. Si está disponible, el dominio debe ser el nombre de tu negocio, o bien, alguno que se relacione con tu marca, tus productos o tus servicios.

Un buen nombre de dominio debe ser corto y fácil de compartir. Evita utilizar números, guiones, guiones bajos y símbolos difíciles de recordar. Conecta el nombre de dominio con tu negocio. Si el nombre de tu negocio no está disponible, agrega un prefijo o un sufijo. Por ejemplo, un negocio de kayak ubicado en San Francisco podría elegir SanFranKayakTours.com o KayakToursSF.com.

Además, consulta a tu asesor legal para asegurarte de no tener problemas si eliges un nombre de dominio similar al de otra marca comercial que pueda generar confusión.

Crea un sitio web

Hay una amplia gama de enfoques para los sitios web de negocios, desde los servicios autoalojados para trabajar uno mismo hasta las plataformas de comercio electrónico, que facilitan la creación de un sitio sin necesidad de codificación.

Ventas en línea Square te ayuda a hacer crecer tu negocio con un sitio web profesional y lindo. El creador de tiendas en línea es fácil de usar y te permite vender en línea, ofrecer recolección en puerta o entrega local y vender a través de Facebook, Instagram y más. Además, se integra a tu sistema de punto de venta para mantener tus pedidos, artículos e inventario en línea y en persona sincronizados en un solo lugar.

Sea cual sea el camino que elijas, estos son algunos consejos clave para optimizar el sitio web de tu negocio:

  • Mantente al día: mantén todo actualizado, desde la oferta de servicios y menús hasta los precios, la información de contacto, el horario de apertura y las indicaciones para llegar.
  • Ofrece lo mejor de ti: haz que el sitio web sea fácil de navegar con fotos bien iluminadas y definidas de tu espacio y tus ofertas.
  • Optimiza el sitio para dispositivos móviles: la mayoría de los consumidores encontrarán tu sitio desde sus teléfonos, así que asegúrate de que funcione tanto en dispositivos móviles como en computadoras de escritorio.
  • Implementa algo de SEO: ayuda a los clientes a encontrar tu negocio cuando están buscando.
  • Asocia tus redes sociales: permite a los visitantes seguir fácilmente tus actualizaciones en todos los canales.

11. Consigue el seguro para tu negocio

El seguro de negocios puede proteger al tuyo de posibles pérdidas financieras. Existe una gama de diferentes tipos de seguros para negocios, pero no todos serán aplicables. Para algunos propietarios de negocios, tener un seguro puede proporcionarles protección contra el pago de costos inesperados.

Dependiendo de tu tipo de negocio, estos son algunos tipos de seguros para negocios que puedes explorar:

  • Seguro de responsabilidad civil general: el seguro de responsabilidad civil general protege a tu negocio de reclamaciones por daños corporales o materiales que deriven de tus productos o servicios.
  • Seguro de propiedad comercial: el seguro de propiedad comercial protege los activos físicos de tu negocio, como los equipos, el mobiliario, el inventario o los suministros. Esto puede ayudar a cubrir los costos de los bienes dañados, destruidos o robados.
  • Seguro de ingresos del negocio: el seguro de ingresos del negocio cubre la pérdida de ingresos cuando los daños a los locales o a la propiedad de una empresa provocan una ralentización o suspensión de las operaciones. Los costos comunes abarcados por la cobertura de ingresos empresariales pueden incluir los salarios de los empleados, los pagos de hipotecas y alquileres, los pagos de impuestos o los pagos de préstamos.
  • Seguro de compensación de los trabajadores: la mayoría de los estados exigen que los empleadores obtengan una póliza de seguro para los trabajadores que se lesionan en el trabajo o se enferman debido a una exposición en el lugar de trabajo. Los requisitos del seguro de indemnización de los trabajadores para los empleadores varían de un estado a otro, así que asegúrate de revisar los requisitos de tu estado y encontrar una póliza que se adapte a tu negocio.

También hay otros tipos de seguros para negocios que se pueden explorar, como el seguro contra la filtración de datos, el seguro de automóvil comercial o el seguro de responsabilidad civil profesional. Según el sector en el que opere tu negocio, es posible que existan requisitos de seguro empresarial obligatorios por el estado.

12. Crea una marca, una estrategia de marketing y un plan de promoción

Aunque a menudo es lo último en lo que se centran los propietarios de nuevos negocios, el marketing puede ser lo que garantice el éxito de tu emprendimiento.

Crea tu negocio y tu marca empresarial

Tu marca comercial se construye en torno a la identidad creada para tu negocio. Creas un nombre, una declaración de objetivos y una vibra. Una marca personal se relaciona más con lo que representas personalmente y lo que has conseguido, que con el aspecto comercial. También es lo que te distingue de tus competidores. Es importante trabajar en ambos.

Desarrolla una estrategia de marketing

Tu estrategia de marketing te da a ti y a tus empleados una idea clara de tu marketing y de tus prioridades, y de cuáles son las tácticas para alcanzar tus objetivos. Establecer objetivos y detallar cómo planeas lograrlos representa la mejor forma de hacer que tu negocio crezca. Desde llevar a cabo tu investigación hasta determinar cuáles son los indicadores clave de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés), aquí encontrarás información sobre cómo comenzar a usar una estrategia de marketing.

Crea un plan de promoción

El marketing en línea puede ser desalentador. Incluso puede parecer algo que solo se pueden permitir las grandes empresas. Pero existen varias maneras en las que los propietarios de pequeños negocios pueden conectar con sus clientes si recién están comenzando a operar en línea. Estos son algunos recursos:

employees working in a restaurant

13. Verifica la legislación referida a negocios

Aunque seas un experto en tu sector, las leyes comerciales que se aplican a tu negocio pueden ser un territorio nuevo para ti. Aquí están los tipos de leyes de negocios que debes tener en cuenta cuando estás empezando:

  • Leyes de propiedad intelectual: abarca la propiedad intangible, como las patentes, las marcas, los derechos de autor y los secretos comerciales que distinguen a las marcas.
  • Leyes fiscales: existen leyes fiscales específicas para los negocios, incluido el impuesto sobre la renta, el impuesto sobre el empleo y el impuesto indirecto para ciertos productos e industrias.
  • Legislación laboral: el conjunto de normas generales que se aplican a los negocios que tienen trabajadores.
  • Legislación sobre salud: normativa que regula la asistencia médica y los seguros de salud que los empleadores otorgan.
  • Leyes de publicidad: estas leyes funcionan para evitar actos o prácticas en la publicidad que puedan engañar o ser injustas para los consumidores.
  • Leyes de privacidad: los consumidores y empleados se preocupan por la privacidad de su información personal y es fundamental que comuniques claramente cómo utilizas sus datos.
  • Leyes financieras: regula cómo los negocios pueden gastar dinero y crecer.

14. Considera la posibilidad de contratar personal

No todos los negocios necesitan un equipo, y eso está bien. Pero si decides contratar empleados o trabajadores independientes, estas suelen ser las personas con las que los clientes interactúan a diario y deben representar bien a tu negocio. Cuando se trata de contratar nuevos empleados, hay que tener en cuenta algunos factores importantes.

  • Define los puestos para los que vas a contratar: en primer lugar, identifica los puestos que quieres cubrir. A continuación, crea una descripción del trabajo de cada puesto donde se detallen las responsabilidades del puesto y el conjunto de habilidades que buscas en un candidato ideal.
  • Encuentra a tus candidatos: cuando busques candidatos, lanza una red amplia. Las recomendaciones de los empleados son un buen punto de partida, pero para generar diversidad, busca empleados fuera de tu red o de la de tus empleados. Publica la descripción del trabajo en sitios como Indeed, Craigslist o LinkedIn.
  • Realiza las entrevistas: entrevista a algunos candidatos e incluye a los empleados actuales en el proceso. Repasa el historial laboral de cada candidato para asegurarte de que está calificado y hazle preguntas que te den una idea de cómo interactuaría con el resto del personal y los clientes.
  • Obtén un seguro de compensación de los trabajadores: la mayoría de los estados exigen que los empleadores obtengan una póliza de seguro para los trabajadores que se lesionan o enferman debido a una exposición en el lugar de trabajo. Los requisitos del seguro de compensación de los trabajadores varían de un estado a otro, así que asegúrate de revisar los requisitos de tu estado y encontrar una póliza que se adapte a tu negocio.
  • Elige un método de pago de nómina: después de contratar a tu primer empleado o trabajador independiente, tienes que establecer un sistema para pagarles y ocuparte de los impuestos de la nómina. Puedes hacer las nóminas tú mismo, a través de un contador o mediante un servicio de nóminas, como Nómina Square.

Información específica del sector para crear un negocio

Esta guía ofrece información general sobre cómo crear un negocio. Pero cada sector tiene sus propios requisitos y factores únicos que debes tener en cuenta a la hora de abrir la tienda. Aquí tienes algunas guías específicas del sector que te ayudarán a empezar:

Preguntas frecuentes: cómo abrir un negocio

¿Qué necesitas para abrir un negocio?

  • Un plan de negocio.
  • Un plan de financiación.
  • Una estructura comercial.
  • Un nombre para el negocio.
  • Los trámites gubernamentales necesarios.
  • Una ubicación o tienda en línea.
  • Un sitio web.
  • Un sistema de pago y cuenta bancaria del negocio.
  • Un plan de marketing.

¿Cómo abrir un negocio desde casa?

  • Desarrolla la idea de tu negocio.
  • Identifica a tu cliente.
  • Realiza un análisis de la competencia.
  • Articula tu propuesta única de venta.
  • Construye tu modelo de negocio.
  • Registra tu negocio.
  • Desarrolla tu estrategia de marketing.
  • Establece tu conjunto de herramientas de software.
  • Prepara tu sistema de pago.

¿Cómo abres un negocio sin dinero?

  • Trabaja por tu cuenta en tus áreas de especialización.
  • Considera los negocios con poco costo inicial: paseador de perros, asistente personal, organizador, administrador de redes sociales.
  • Acumula ahorros.
  • Solicita una subvención o un préstamo para pequeños negocios.
  • Recluta inversores.

¿Cómo abres un negocio en línea?

  • Ten una idea.
  • Busca tu URL y el nombre de la marca.
  • Crea un sitio web.
  • Optimiza para el SEO.
  • Crea un plan de marketing.
Comienza a vender productos con Square Reader sin contacto y con chip.

Acepta tarjetas con chip y pagos sin contacto por una tarifa baja por tarjeta acercada, insertada o deslizada.