Actualizaciones de sistema

Estamos experimentando problemas que pueden afectar a sus servicios Square. Continuaremos actualizando nuestra página de estado con más información.

Volver a Inicio

Seguimiento del comercio con Google Analytics

Google Analytics proporciona un seguimiento eficaz (y gratuito) para el comercio electrónico. Square le permite aprovechar este seguimiento desde la sección Configuración de la pestaña Tienda.

Antes de poder empezar a usar esta herramienta, deberá configurar una cuenta en Google Analytics. Después de hacerlo, deberá activar el seguimiento del comercio electrónico.

Encontrará este ajuste en la pestaña Administración de Analytics al hacer clic en Ajustes del comercio electrónico en la columna del extremo derecho.

ga-ecom-settings

En esta página, encontrará un botón para activar o desactivar el seguimiento del comercio electrónico. Asegúrese de que esta opción esté activada y, luego, envíe sus cambios.

ga-ecom-enabled

El próximo paso es indicar a su tienda que desea usar el seguimiento de Analytics. Esto se realiza desde la Vista general de Ventas en línea Square.

En el Panel de Datos, vaya a Ajustes > General y haga clic en Editar en la sección Seguimiento.

ecom-tracking-settings

Ingrese su Id. de seguimiento de GA en el campo Id. de seguimiento de Google Analytics.

¿No está seguro de cuál es su Id. de seguimiento de Google Analytics? Lo encontrará en la sección Administración de Google Analytics, en Información de seguimiento.

ga-tracking-info

Una vez que haya ingresado el código, publique su sitio. Eso es todo.

¿Qué tipo de información obtendrá al agregar esto a su sitio? Como describió Google, puede usar el seguimiento de comercio electrónico para saber qué compran los visitantes a través del sitio, incluida información sobre lo siguiente:

Productos: qué productos compran sus clientes, en qué cantidad y los ingresos que estos generan.

Transacciones: información sobre ingresos, impuestos, envíos y cantidad de cada transacción.

Tiempo para realizar una compra: la cantidad de días y visitas que un cliente necesita para realizar una compra, desde la campaña más reciente hasta la transacción finalizada.