bar pos stand

Cuando se trata de términos de moda, el pago sin contacto es uno al que vale la pena prestar atención. Dado que se realiza a través de tu dispositivo móvil, la tecnología está preparada para hacer que las transacciones sean mucho más rápidas y sencillas.

Los pagos sin contacto (al igual que los pagos EMV), también son mucho más seguros que los pagos con tarjetas de banda magnética. Las tarjetas de banda magnética son muy anticuadas (existen desde la década de 1960). La información asociada a tu cuenta bancaria en una tarjeta de banda magnética es estática (está ahí, en la banda). Por lo tanto, si los estafadores se apoderan de tu tarjeta, les resultará relativamente fácil obtener y clonar tus datos (y salir de compras compulsivamente).

Esto no es tan así con los pagos sin contacto. A continuación, te explicamos qué son los pagos sin contacto y por qué son tan seguros:

¿Qué es un pago sin contacto?

Un pago sin contacto, como sugiere el nombre, no requiere contacto físico entre el teléfono inteligente o la tarjeta de crédito del comprador y el PDV. También es posible que hayas escuchado el término NFC, que significa comunicación de campo cercano. Es la tecnología que impulsa los pagos sin contacto mediante un tipo de identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés). Las transacciones NFC ocurren en una frecuencia de radio específica que permite que la tarjeta o el teléfono inteligente se comunique con el lector de pagos cuando están cerca entre sí (por lo general, a 10 centímetros o menos).

Acepta Apple Pay y tarjetas con chip en todas partes.

Solicita el lector Square sin contacto y con chip.

Tecnología de los pagos sin contacto: una breve historia

La NFC es un tipo de tecnología de identificación por radiofrecuencia (o RFID) que nos permite identificar elementos a través de ondas de radio. La RFID no es algo nuevo: se usó durante décadas para distintas tareas, como escanear artículos en supermercados y maletas en la zona de recogida del equipaje y etiquetar ganado. Ahora se utiliza cada vez más para permitir los pagos móviles sin contacto (y también en la tecnología de los videojuegos).

¿Qué es una tarjeta de pago sin contacto?

Algunas tarjetas de débito y crédito tienen tecnología NFC que le permite al cliente pagar artículos al acercar o pasar su tarjeta sobre un lector de pagos. Estos tipos de tarjeta se llaman tarjetas de pago sin contacto.

¿Por qué los pagos sin contacto son tan seguros?

Utilizar aplicaciones para todo se ha convertido en la norma, desde pedir comida hasta reservar clases de spinning, pero, como consumidor, es posible que desconfíes del uso del teléfono para realizar compras. No debería ser así, y te explicamos por qué: Los pagos sin contacto son, de hecho, mucho más seguros que los pagos con tarjeta de banda magnética, cuya tecnología increíblemente desactualizada hace que sean relativamente fáciles de clonar. Esto significa que podrías terminar siendo víctima de cargos fraudulentos y robo de identidad. Los pagos sin contacto son pagos autenticados, lo que significa que es difícil acceder ilegalmente a ellos. En un pago sin contacto, los datos asociados a la tarjeta de crédito guardada se cifran y cambian constantemente. Por lo tanto, incluso si los estafadores logran acceder ilegalmente al sistema, los datos que encuentren serán inútiles.

¿Cuáles son los distintos tipos de pago sin contacto?

Quizás el ejemplo más conocido de pagos sin contacto sea Apple Pay. Funciona en iPhone 6, 6 Plus y Apple Watch, que cuentan con tecnología NFC. Los teléfonos iPhone 6 y 6 Plus también cuentan con la tecnología de huellas dactilares de Apple, Touch ID, por lo que, incluso si te roban el teléfono, nadie puede acceder a las tarjetas de crédito almacenadas en tu aplicación. Para realizar una compra con Apple Pay, espera hasta que se encienda la luz en el lector de pagos y luego acerca el dispositivo con el dedo en el botón de Touch ID.

Para aceptar Apple Pay en tu tienda, tendrás que invertir en un lector. El lector sin contacto y con chip de Square acepta Apple Pay y tarjetas EMV.

Otros tipos de pagos móviles sin contacto

Google Pay

Google Pay es la tecnología de cartera móvil de Google y una de las aplicaciones de pagos móviles con NFC más populares. Está disponible en todos los dispositivos con NFC habilitada que tengan una versión Android 4.4 o posterior. Para usar Google Pay, los clientes simplemente tienen que abrir la aplicación en su teléfono (esto requiere que el usuario tenga una pantalla de bloqueo segura) y completar la transacción al mantener su dispositivo sobre el lector de pagos.

Samsung Pay

Samsung Pay funciona en las versiones más nuevas de los dispositivos Samsung Galaxy. También funciona con lectores de pago sin contacto de NFC. A diferencia de Google Pay y Apple Pay, para activar un pago sin contacto de NFC con Samsung Pay, debes deslizar hacia arriba desde la pantalla de inicio. Por el momento, no se puede utilizar Samsung Pay para realizar pagos en línea dentro de las aplicaciones.

Comparación de tarjetas de banda magnética (MSD) y EMV sin contacto

Las tarjetas de banda magnética (MSD, por sus siglas en inglés) están magnetizadas. Cuando las deslizas, el procesador de pagos lee los campos magnéticos y los asocia con la información de tu cuenta bancaria. Sin embargo, estos datos son estáticos, por lo que a los estafadores les resulta más sencillo obtener la información bancaria y clonarla en una nueva tarjeta.

Por otro lado, los datos en las tarjetas con chip EMV cambian constantemente, lo que hace que sean extremadamente difíciles de aislar y extraer. Para aislarlas y extraerlas, una persona tendría que entrar en el circuito físico del chip y manipularlo para obtener tu información bancaria. Esto es extremadamente difícil incluso para los estafadores más sofisticados.