Cómo abrir una tienda en España

El 2022 se presenta como un año prometedor para los emprendedores: después de dos años de incertidumbre, el nuevo año llega lleno de esperanza, gracias a la eliminación de las restricciones y el afán de la población por salir y disfrutar. Si eres de los que ha estado contemplando una idea de negocio durante la pandemia, ¡ha llegado el momento de dar el paso! Hoy en Square, te contamos cómo montar tu negocio en España paso a paso.

Costes de establecimiento

El primer paso para montar un negocio es elaborar un presupuesto que tenga en cuenta los costes iniciales. Debe incluir los siguientes:

  • Costes de establecimiento: la ubicación es fundamental en las tiendas físicas para atraer y afianzar a los compradores, en cuyo caso se tendrá que considerar el coste de un depósito y posibles gastos de acondicionamiento. Si tu negocio es online, debes calcular el coste de creación y alojamiento de tu web.
  • Alquiler o hipoteca: estos gastos son superiores en zonas con más demanda o de mayor tráfico peatonal. Si en vez de una tienda física tienes un negocio online, puedes buscar plataformas que solo te cobren comisión cuando empieces a vender.
  • Consumo de agua, luz y gas: dependerán principalmente del tamaño y consumo de tu negocio. Consulta qué potencia y qué tarifa te convienen más aquí.
  • Seguros: en España, es obligatorio adquirir una serie de seguros para tu negocio, y nunca está de más barajar todas las opciones para protegerlo como es debido. Más información aquí.
  • Inventario: calcula el coste inicial del inventario incluyendo el coste de almacenamiento. Así, podrás hacer una previsión mensual de cuánto cuesta e introducirlo en el presupuesto.
  • Equipo de comercialización: incluye el gasto en expositores (escaparate, maniquí, estante, perchas, etc.) y de etiquetado.
  • Mano de obra: aparte de los salarios, considera el coste de formación y de la gestión del registro de horas del personal.
  • Tecnología: para que tu negocio prospere, debes invertir en la tecnología adecuada desde el minuto uno, como en un terminal de punto de venta o TPV para tiendas que se pueda integrar con el resto de dispositivos que utilices. También es recomendable instalar un sistema de seguridad para proteger la tienda.
  • Marketing: diseña una estrategia de marketing a largo plazo para determinar cuáles serían sus costes iniciales, que pueden incluir el diseño de logos, tarjetas de visita o una campaña de promoción inicial.

Buscar financiación

Una vez determinados los costes iniciales de tu negocio, el siguiente paso es diseñar un plan de financiación para tu negocio. Crea un plan de negocios atractivo y explora todas las alternativas para elegir la que más te convenga en función del importe total de la devolución, la rapidez y comodidad de la solicitud y la financiación, la facilidad de reembolso y la fiabilidad del prestamista. También puedes barajar otras opciones.

Registrar la empresa

Evidentemente, toda empresa que se cree en España debe registrarse, aunque el tipo de registro depende de factores como el tamaño de la empresa y el número de propietarios legales o accionistas. Te explicamos cómo hacerlo correctamente aquí.

Encontrar la ubicación adecuada

  • ¿Presencia física u online?: aunque para algunos sectores las tiendas físicas son esenciales, el comercio online está al alza. Si quieres vender en el medio digital, puedes trabajar con plataformas establecidas, como Etsy o Amazon, o puedes crear tu propia web o tienda online.
  • ¿Dónde está tu cliente ideal?: piensa en tu cliente ideal y plantéate dónde vive y qué lugares o comercios similares al tuyo frecuenta: ya tienes una lista de las zonas para abrir tu negocio.
  • ¿Dónde está la competencia?: a continuación, haz un análisis de la competencia en dicha zona y decide si abrir tu tienda allí es beneficioso o no.
  • ¿Cuánto espacio necesito?: una vez hayas determinado dónde quieres abrir tu negocio, busca un local. A más metros cuadrados, mayor precio, así que haz un cálculo aproximado de cuántos necesitas que incluya la zona de exposición de productos, los probadores, la zona de almacenamiento y la zona de oficina.

Ventajas de pasarte al mundo online

Abrir una tienda online es una opción cada vez más atractiva, sobre todo teniendo en cuenta el declive de las compras en tienda física, un fenómeno acelerado por la pandemia. Incluso si quieres abrir una tienda física, tener presencia online te ayudará a incrementar las ventas y a ganar clientes. Recuerda que algunos compradores prefieren comprar por internet por comodidad y que, de hecho, algunas personas solo compran online. Con Ventas en línea Square, abrir tu tienda online es de lo más sencillo y tiene muchas ventajas:

  • Las tiendas online nunca cierran, por lo que no se pierden oportunidades de venta.
  • Dar a conocer tus productos a más compradores.
  • Reducir costes al reducir los intermediarios.
  • Aumentar la exposición mediante el uso de las redes sociales, publicando posts con botones y enlaces de pago.
  • Proporcionar la opción de recoger el producto comprado en tienda.
  • Ofrecer productos que no estén expuestos en tienda.
  • Conocer más a la clientela gracias a la información que proporcionan las redes sociales y tu web.

Gestionar los proveedores

Los proveedores son clave para que tu negocio sea un éxito, ya que tienen una influencia directa en la calidad del producto y en la percepción que el cliente tiene de una marca. Te damos algunos consejos para elegir al proveedor adecuado:

  • Incluye en el presupuesto los precios al por mayor de tu producto y los gastos de envío y entrega para evitar malentendidos.
  • Pide muestras del producto para comparar la calidad.
  • Investiga la reputación de tus proveedores potenciales.
  • Consulta a un abogado cuando redactes el contrato de colaboración. Cuidado con los contratos de exclusividad: aunque pueden tener ventajas, tener uno o dos proveedores te puede poner en una situación de riesgo

Una vez te hayas decidido, recuerda:

  • Establece una comunicación y unas expectativas claras desde el principio.
  • Comunica tus necesidades de inventario para reducir los costes del negocio.
  • Define unas métricas de rendimiento que sean fáciles de medir y haz un seguimiento constante con el proveedor.
  • Si algo falla, comunícaselo a tu proveedor de inmediato, para evitar que una inconveniencia se convierta en un problema grave.

Aceptar pagos

Contar con una tecnología para aceptar los pagos de los clientes antes de abrir tu tienda es fundamental para que tu negocio crezca. Elijas la que elijas, debe cumplir unos requisitos: aceptar cualquier forma de pago (efectivo, tarjeta con chip, pago contactless con tarjeta y dispositivos móviles), procesar las transacciones e ingresar el dinero en tu cuenta rápidamente y cumplir la normativa PCI. Todo esto, con una tarifa baja y sin comisiones ocultas.

Te recomendamos optar por un terminal de punto de venta (TPV)integrado que, aparte de aceptar pagos, te permita facilitar otras tareas del día a día como el seguimiento del inventario o la gestión del personal. Desde Square, te recomendamos Square para comercios, el TPV para tiendas que se adapta a cualquier tipo de negocio y que potenciará la eficiencia de la gestión de tu tienda. Square para tiendas puede:

  • Integrar las ventas físicas y online.
  • Hacer un seguimiento del inventario y predecir cuándo tendrás que adquirir más según el ritmo de venta.
  • Aceptar cualquier método de pago de forma fácil.
  • Generar informes que te ayudarán a hacer un seguimiento de las ventas y de los proveedores para tomar mejores decisiones.
  • Gestionar los equipos, observar su rendimiento y organizar los turnos.
  • Gestionar las múltiples ubicaciones del negocio (si tienes más de una tienda).
  • Ofrecer opciones de hardware flexibles: desde un lector de tarjetas portátil y compacto, hasta un completo equipo TPV con dos pantallas táctiles como es Square Register, también podrás añadir accesorios como un escáner de códigos de barras.

Construir tu marca

Cualquier negocio necesita de un buen desarrollo de marca para triunfar. Te contamos cómo conseguirlo en tres pasos:

  • Desarrolla el posicionamiento de tu marca: este término se refiere al lugar que ocupa una marca, un producto o una empresa en la mente de los consumidores respecto a la competencia. Para determinar la tuya, debes ponerte en la piel de tu cliente ideal, entender sus necesidades y determinar cómo las satisface tu negocio. Una vez tengas este concepto, debe pasar a formar parte de la identidad y proposición de valor de tu empresa.
  • Garantiza la coherencia de la marca: dale forma al posicionamiento de tu marca y plásmalo de manera transversal en todos los ámbitos de tu negocio, desde el verbal (cómo te diriges a los clientes, cómo te expresas en los emails) hasta el visual (decoración de la tienda, diseño de la web). Esta coherencia debe estar presente en toda tu estrategia de marketing y en todos los canales asociados a tu negocio.
  • Promociona tu marca : inspírate en los intereses de tus clientes y en los mensajes con los que más se identifican para aumentar la exposición y fidelidad a la marca. Tienes métodos tradicionales como publicidad o envíos de comunicados de prensa a medios, pero también puedes aprovechar el potencial de las redes sociales para llegar a nuevos clientes, especialmente el de Instagram, la plataforma perfecta para vender productos gracias a su naturaleza visual. Puedes utilizar estas plataformas para publicar posts que incluyan enlaces y botones de pago y resolver las dudas de tu clientela. También puedes abrir una página de Facebook o un Twitter para tener una comunicación fluida con tus clientes.