Partes de una web: elementos que no pueden faltar

Las partes de una página web que no pueden faltar

Lo que antes se consideraba una novedad, ahora es una necesidad. Pese a la importancia de tener presencia en internet, el 90 % de los pequeños negocios no venden sus productos a través de canales online, según el último estudio realizado por GoDaddy. Los principales obstáculos para la transformación digital son el desconocimiento y las dificultades que plantea.

Crear una página web no tiene por qué ser caro ni complicado. Existen soluciones para que cualquier negocio pueda diseñar una página web profesional y asequible, como las ventas en línea Square. En este artículo te explicamos cuáles son las partes de una página web más básicas para que aprendas a diseñar tu tienda online en nuestro creador de páginas web gratuito.

La importancia de tener una página web

Las ventajas del comercio electrónico para los consumidores son claras, por algo el 76 % de los internautas ya hacen sus compras en internet. Comprar online les permite acceder a un amplio catálogo de productos, ahorrar tiempo, conseguir los mejores precios y recibir cómodamente sus pedidos a domicilio. Pero, ¿cuáles son las ventajas del comercio electrónico para los negocios?

La presencia online de un negocio, independientemente del sector al que pertenezca, influye en que pueda tener mayor o menor éxito. Ofrecer tus productos o servicios a través de internet supone tener un escaparate abierto las 24 horas del día y te permite ampliar fronteras. 8 de cada 10 compradores investigan en internet antes de comprar un producto o servicio, por lo que es fundamental que encuentren tu negocio.

Las partes de una página web

Una página web cuidada le dará a tu empresa una reputación fiable y seria. Estos son los elementos básicos que toda página web debe incluir para empezar a vender online.

Encabezado y menú

Cuanto más sencilla e intuitiva sea la web, mejor. El encabezado es la parte superior de una página web, donde se suele ubicar el menú. El menú de tu página web es desde donde diriges a los visitantes por las categorías y secciones de tu tienda online, como si fueran los distintos pasillos de una tienda tradicional. Este debe guiar fácilmente a los compradores durante todo el proceso de compra, desde la selección de los productos hasta la página de pago.

Página de inicio

Si el menú y sus diferentes categorías son los pasillos, el encabezado es el escaparate de tu tienda, ya que es lo primero que se encuentran los visitantes al aterrizar en tu página. Juega un papel importante a la hora de causar una buena primera impresión, por eso debe despertar el interés de los potenciales clientes para seguir navegando. Aquí es donde debes transmitir el valor de tu producto o servicio. También puedes incluir promociones, llamadas a la acción o productos destacados.

Contenido de la página web

El contenido es lo más valioso de tu página web. No solo ayuda a los clientes a examinar el producto en sí, sino que también genera confianza en tu marca. Los compradores virtuales no tienen la ventaja de poder ver o probar el producto en persona, por eso necesitan estar seguros de que están comprando justo lo que necesitan. Escribir descripciones precisas y completas de tus artículos te hará ganar la confianza del comprador y aumentar el potencial de ventas. No olvides añadir imágenes de tus artículos para que los compradores sepan qué están adquiriendo.

Imágenes

Como ya sabes, cuando la gente busca un producto en internet, necesita hacerse una idea precisa del artículo antes de comprarlo. El inconveniente de comprar por internet es que no es posible ver o tocar físicamente los artículos, por eso es fundamental mostrar imágenes de calidad en tu tienda online. Puedes añadir fotos de los productos desde múltiples ángulos o incluso planos en detalle de los materiales y colores.

Junto con el encabezado de tu web y el menú de navegación, el footer –o pie de página– es uno de los pocos elementos que siempre permanecen visibles. Su función es indicar al usuario que ha llegado al final de la página y dirigirlo a otras áreas de tu página web. El footer de una página web es donde se suele colocar la «letra pequeña», es decir, la información legal como los términos y condiciones, la política de privacidad o la información sobre envíos y devoluciones. También es habitual encontrar otros elementos, como un formulario de contacto, el horario de tu tienda física, los iconos de tus redes sociales o una barra para suscribirse al boletín de noticias.

Crea tu tienda online sin complicaciones con Square

El diseño de tu tienda online no solo tiene que ser agradable a la vista, sino también ser capaz de proporcionar una experiencia de compra intuitiva y cómoda. Para ello, no hace falta tener conocimientos de programación ni hacer una gran inversión contratando a alguien que la diseñe por ti. Square pone a tu disposición las herramientas que necesitas para abrir tu propio comercio electrónico en muy poco tiempo.