Cómo registrar una marca comercial en España

Cómo registrar una marca comercial para tu empresa

¿Qué es una marca comercial? ¿Es necesario registrarla en España?

La marca comercial es el nombre que identifica a los productos y servicios que ofreces a tus clientes. Darles un nombre reconocible diferenciará tus productos de la competencia, atraerá a los consumidores y generará más confianza.

Registrar una marca comercial es un paso muy importante para proteger la reputación de un negocio. No obstante, durante los primeros años de actividad, la mayoría de las empresas dedican la mayor parte de su esfuerzo a crear un plan de negocio, mantenerse a flote y expandirse en el mercado, y desconocen las ventajas de registrar su marca en España desde el principio:

  • Aumentar el valor comercial de la empresa, haciendo que sea más fácil identificar los productos, y mejorar la reputación frente a los consumidores.
  • Adquirir el derecho a utilizar la marca exclusivamente y de manera legal.
  • Prohibir su uso a terceros y vetar el registro de marcas similares para eliminar a la competencia del mercado.
  • Ceder los derechos para el uso de la marca a cambio de regalías o conceder licencias para abrir una franquicia.

Cómo registrar una marca en España

Registrar una marca es un proceso largo, aunque menos complicado de lo que pueda parecer. Solo debes tener en cuenta los plazos para cada fase del proceso de registro en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

¿Hay diferencias entre una marca y un nombre comercial?

Antes de explicar cómo es el proceso para registrar una marca en España, primero vamos a aclarar los conceptos. No es lo mismo la marca que el nombre comercial de una empresa. La marca comercial es el conjunto de letras, palabras, cifras o imágenes (como un logotipo) que identifican a los productos o servicios. Puede ser un nombre, una imagen, o una combinación de ambos. Por otro lado, el nombre comercial es el nombre con el que el público conoce a la empresa en el mercado, y que seguramente elegiste al elaborar el plan de marketing si has seguido nuestra guía sobre cómo crear tu propia empresa.

Veámoslo con un ejemplo. En el caso de Apple, existe una marca comercial para cada una de sus líneas de productos (Mac, iPhone, iPad, etc.), pero el nombre comercial de la empresa es «Apple». El nombre comercial no necesariamente es igual que la razón social de la empresa. Según el ejemplo anterior, en 1976, la empresa se fundó con el nombre «Apple Computers Inc.», hasta que en 2007 pasó a llamarse «Apple Inc.» como lo conocemos hoy.

¿Cómo saber si una marca está registrada?

El primer paso antes de registrar una marca comercial es hacer un estudio de viabilidad. Hay que comprobar que el nombre no esté ya registrado en la base de datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y que tampoco existe alguna variante parecida que pueda confundir a los consumidores.

Ten en cuenta que esta base de datos solo recoge las marcas registradas en España, pero podría dar la casualidad de que exista una marca con el mismo nombre (o fonéticamente similar) registrada en otro país europeo o en Estados Unidos. Para saber si tu marca comercial ya existe en la Unión Europea, puedes consultar la base de datos de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO).

¿Cómo es el proceso de registro de una marca?

El método más rápido y cómodo para registrar tu marca es hacerlo telemáticamente accediendo a la sede electrónica de la OEPM. Haciendo clic en «Solicitud de marcas», se abrirá en el navegador una nueva ventana donde iniciar el proceso para registrar la marca comercial que desees. Es importante tener muy claro el nombre de la marca y los productos que abarca antes de comenzar la solicitud porque, una vez presentada, ya no podrás modificarla más adelante.

Cumplimentar la solicitud es sencillo. Presta atención a las instrucciones y no olvides pagar las tasas correspondientes según el número y tipo de productos o servicios registrados. Una vez que hayas terminado, la OEPM publicará la solicitud en su boletín en un plazo aproximado de 2 meses. A partir de ese momento, ya tendrás derechos provisionales sobre tu marca. Si no hay ninguna reclamación por parte de otra marca registrada, recibirás una notificación sobre la resolución, otorgándote pleno derecho a utilizarla.

Registrar una marca solo te dará el derecho exclusivo a usarla durante un periodo de 10 años, renovables sucesivamente de forma indefinida con el pago de una tasa. Una vez que la marca esté registrada, tendrás la obligación de utilizarla en los productos correspondientes dentro de los 5 años posteriores a la solicitud, o perderás el derecho a usarla de forma exclusiva.

Requisitos para registrar una marca en España

Además de cerciorarte de que la marca es única, original y no está en uso, hay otros requisitos que debes conocer antes de registrar un nombre o logotipo. Puedes encontrar la lista completa en el apartado sobre marcas nacionales de la OEPM, pero te resumimos los puntos más importantes:

  • Que el nombre comercial sirva para distinguir con exactitud el producto o servicio.
  • Que no sea un nombre común, como por ejemplo «Chocolate», «Panadería» o «Transportes».
  • Que no haga referencia al origen, la calidad o las características del producto, como denominar «Pata Negra» a una marca de jamones que no cumplen ese estándar.
  • Que no sean engañosos o puedan llevar a error a los consumidores.

Diferencias entre registrar una marca y un nombre comercial

Aunque puedan parecer lo mismo, registrar una marca es un proceso totalmente distinto al de registrar una empresa o registrar un nombre comercial. Repasamos los conceptos para despejar las últimas dudas:

  • Registrar una marca comercial te da derecho exclusivo a usar el nombre de un producto o línea de productos.
  • Registrar un nombre comercial sirve para que los consumidores puedan distinguir a la empresa de entre la competencia.
  • Registrar una empresa consiste en cumplir los trámites legales para poner en marcha un negocio.

Optimiza tu marca con las herramientas de Square

¿Ya has registrado tu marca en la Oficina de Patentes? Ahora es el momento de ponerla en boca de todos. Square pone a tu disposición todo un arsenal de herramientas para sacarle todo el partido al nombre y logotipo que has elegido con tanto esmero.

Empieza a vender tus productos o servicios con una tienda online personalizada para reflejar la personalidad de tu marca. Con nuestro creador de sitios web, elegir el diseño de tu web es más sencillo que nunca: puedes modificarlo a tu medida, sin necesidad de conocimientos sobre programación o diseño. Personaliza también tus Facturas Square con el nombre y logotipo de tu marca para que tus clientes te recuerden. Y, conforme tu negocio vaya creciendo, lleva tu tienda a internet con Ventas en línea Square, donde encontrarás las herramientas de comercio electrónico que necesitas para recibir pagos online seguros, administrar los pedidos y controlar el inventario.