Preguntas que debes hacerte antes de enviar un correo electrónico de marketing para épocas de fiestas

Enviar correos electrónicos a tus clientes puede ser la forma más efectiva de marketing durante las fiestas, pero es importante que lo abordes con cuidado. Usa el marketing por correo electrónico de manera estratégica y se dispararán las ventas. Pero, si lo usas sin cuidado, muchos clientes anularán su suscripción (e, incluso, quizás se enojen).

Aquí te mostramos algunas preguntas para hacerte antes de comenzar a enviar correos electrónicos durante las fiestas.

¿Estamos enviando demasiados correos electrónicos?

No llames la atención, entre otras empresas, por motivos erróneos, como inundando las casillas de correo de tus clientes. A menos que estés por terminar una oferta increíble de 24 horas y desees enviar un mensaje de recordatorio, enviar correos más que unas pocas veces por semana es excesivo. Pero no confíes en las sensaciones y en pruebas anecdóticas, sino en las métricas. Si la tasa de apertura de correos y la interacción se desploman cuando envías varios correos electrónicos en una semana (o en un día), evita hacerlo.

¿Estamos incluyendo ofertas especiales?

Recompensa a tus clientes por abrir tus correos electrónicos con incentivos, como descuentos, envío gratis y otras ofertas exclusivas. En otras palabras, gánate su confianza al crear un mensaje que valga su tiempo. Si puedes hacerlo, es más probable que abran tus correos siguientes.

Primeros pasos con Marketing por correo electrónico de Square

Software de marketing por correo electrónico que transforma a tus clientes esporádicos en clientes frecuentes

¿Tu correo electrónico es apto para teléfonos móviles?

Más de uno cada tres clientes planea comprar desde su dispositivo móvil durante esta temporada de fiestas, según una encuesta. De modo que si tus correos electrónicos y tu sitio web no están optimizados para estos formatos, tienes una desventaja importante. Si los clientes tienen dificultades para leer tus correos o navegar por tu sitio en sus dispositivos móviles, es posible que no tengas una segunda oportunidad para atraerlos.

¿Comprobamos (y volvimos a comprobar) que los enlaces funcionen?

Cuando los clientes hacen clic en un enlace de tu correo electrónico, es importante que lleguen rápidamente a la página de producto y no a una página de error. De modo que, cuando hablamos de enlaces a códigos de descuento, debes comprobar una y otra (y otra) vez que funcionen. Además, si el correo electrónico se centra en un producto específico, asegúrate de tener el nivel de existencias necesario para ese artículo. Por supuesto, la realidad muestra que, a veces, los artículos se agotan, pero haz tu mejor esfuerzo para asegurarte de estar promocionando artículos que realmente puedan comprar y así evitar decepcionar a tus clientes.

¿Ya consultamos nuestras métricas?

Si bien prestar atención al rendimiento de tus correos electrónicos siempre es crucial, es aún más importante durante la ajetreada temporada de fiestas. De modo que, con cada mensaje que envíes, analiza las tasas de clics y apertura, e intenta determinar los motivos del rendimiento que tienen. Si el correo tiene un rendimiento menor al usual, consulta los mensajes más exitosos para guiarte y ajusta el asunto y las ofertas de forma acorde para captar la atención de los clientes.

¿Resulta molesto el momento en el que los envías?

La idea es que los productos y servicios que ofrece tu empresa mejoren el tiempo que los clientes pasan con sus amigos y familiares, de modo que el día puntual de la celebración, como el Día de acción de gracias o Navidad, deja de enviar correos electrónicos. Si debes enviar un mensaje, evita el lenguaje comercial, solo agradéceles por comprar y deséales felices fiestas. Pero uno de los mejores regalos que puedes hacerles a tus clientes es que reciban un correo menos.