Si quieres iniciar un negocio de fotografía o llevar el que ya tienes al siguiente nivel, necesitas un plan de negocios. Un plan de negocios es la hoja de ruta de tu negocio: establece tus objetivos y estructura tu plan para alcanzarlos.

Puedes usar este plan para supervisar tu progreso y evaluar cualquier cambio o nuevo proyecto que desees emprender. Además, si buscas inversores o socios, el plan de negocios es algo que puedes mostrarles para facilitar esas conversaciones.

Si nunca has escrito un plan de negocios o si necesitas actualizarlo, aquí te mostramos los seis elementos que debes incluir al elaborar un plan de negocios de fotografía.

Resumen ejecutivo

El resumen ejecutivo debe constituir una vista previa clara para el lector. Aquí es donde defines los objetivos de tu negocio de fotografía y tu declaración de objetivos. Más adelante podrás profundizar en tu clientela y en tu mercado objetivo, pero deberías usar este espacio para mencionar, a grandes rasgos, tu especialidad (bodas, retratos, niños) y de lo que diferencia a tu negocio.

Incluye en esta sección los componentes clave para el éxito de tu negocio, ya sea la experiencia que ofreces durante una sesión fotográfica o la forma de comercializar tu negocio. Anotarlos te ayudará a ponerlos en práctica más adelante.

Descripción de la empresa

Puede que tengas una visión clara de tu negocio, pero tienes que ser capaz de comunicársela a los demás, como los clientes y los financistas. La descripción del negocio se redacta para destacar los puntos más importantes de tu negocio de fotografía.

En primer lugar, investiga las opciones de constitución de tu negocio para decidir la entidad comercial que mejor se adapte a tu estado actual. Habla con un abogado o un asesor financiero para determinar qué estructura es la mejor para ti: una sociedad de responsabilidad limitada (LLC, por sus siglas en inglés), una sociedad general, una empresa unipersonal u otra organización.

A continuación, determina dónde quieres hacer negocios. Si trabajas mucho en un estudio, puede tener sentido alquilar o comprar un local. Pero si lo que haces es principalmente fotografiar eventos, puede que no sea necesario un estudio.

Análisis de mercado

Tu análisis de mercado te permite descubrir matices específicos del sector local e identificar tendencias vitales para tu éxito. Tu análisis de mercado debe incluir lo siguiente:

  • Una descripción del sector de la fotografía o de la especialidad a la que te propones dedicarte, ya sea fotografía de eventos (bodas, eventos especiales), fotografía de retrato, fotografía comercial, etc., y una segmentación específica del mercado.
  • Una vista general de tu mercado objetivo y datos demográficos de la audiencia que estará más interesada en tus servicios fotográficos.
  • Un análisis de la competencia que identifique otros negocios de fotografía en tu región.

A partir de esto, crea un análisis FODA de tu negocio de fotografía:

  • Fortalezas_: describe tu experiencia, tus conocimientos especializados, tus habilidades únicas y tu red profesional.
  • Debilidades: ¿cuáles son tus áreas de vulnerabilidad? Esto podría incluir la falta de equipo necesario, las habilidades que necesitas para mejorar y un punto de precio que es demasiado alto para ser competitivo o demasiado bajo para apoyar tu negocio.
  • Oportunidades: identifica tus objetivos de negocio y las oportunidades del sector en tu zona. ¿Dónde hay una deficiencia en el sector? ¿Tienes las habilidades y los medios para cubrir esa deficiencia?
  • Amenazas: determina las amenazas para tu negocio, como un mercado saturado para tu especialidad, competidores con negocios bien establecidos y el estado económico actual que podría determinar si los servicios de fotografía son un servicio de lujo, no una necesidad.
Get Started With Square Invoices

Get paid faster with online invoices.

Servicios de fotografía

Amplía tu oferta de servicios, como fotografía de eventos, editoriales, retratos o trabajos comerciales. Incluye la ubicación: si es en una ubicación concreta, en un estudio personal o en un estudio alquilado.

Determina también el equipo de fotografía necesario para prestar los servicios, ya sea equipo de alquiler, programas informáticos y de edición, impresoras, un espacio alquilado o accesorios adicionales para las sesiones fotográficas.

Plan de marketing

Tu plan de marketing es un análisis exhaustivo de cómo vender tus fotografías. Deberás empezar por redactar una declaración de posicionamiento en la que expliques cómo tu negocio satisface las necesidades de los consumidores mejor que las de tus competidores.

Luego, deberás asegurarte de cubrir lo siguiente:

  • Estrategia de precios: tu plan de precios debe abordar lo que hace que tu negocio sea viable y competitivo en el mercado. ¿Ofrecerás paquetes o todos los precios serán a la carta? ¿O cobrarás por día, por foto, por impresión o por descarga? También querrás abordar la forma de recibir los pagos de los clientes. Las facturas son una forma de pago habitual en el sector de la fotografía, y usar una plantilla de factura puede ayudarte a cobrar rápidamente. Obtén más información sobre los distintos detalles de las facturas de fotografía.

  • Portafolio: necesitas una sede, un lugar al que puedas enviar a posibles clientes a través de actividades de marketing para mostrar tu trabajo. Hoy en día, la forma más eficaz de hacerlo es crear un sitio web. Asegúrate de que el diseño de tu sitio web esté optimizado para resaltar las imágenes y que sea sencillo para los clientes encontrar tu información de contacto.

  • Programas de marketing: deberás pensar en todas las formas de desarrollar tu base de clientes y potenciar la interacción con tu marca. Esto podría incluir la creación de un programa de marketing por correo electrónico, un programa de recomendaciones o un programa de fidelidad. Quizá quieras considerar la posibilidad de hacer marketing de contenidos (podrías crear un blog o un pódcast), o podrías invertir algunos fondos en anuncios de pago en redes sociales o medios de búsqueda.

Define claramente quién es la audiencia de cada programa, cuál es tu objetivo, cómo medirás el éxito del programa y qué activos o presupuestos necesitas para comenzar.

  • Redes sociales: dado que gran parte de las redes sociales se basa en elementos visuales, deberían ser uno de los programas de marketing que utilices. Crea una estrategia de redes sociales centrada en las plataformas que tengan más sentido para tu negocio (Instagram es un buen lugar para empezar).

A continuación, consigue seguidores y crea una comunidad con otros proveedores locales. Por ejemplo, si eres fotógrafo de bodas, conéctate con planificadores de eventos locales, sitios, floristas, etc.

Y no olvides que también puedes anunciarte en las redes sociales. La mayoría ofrece herramientas de segmentación de buena calidad, así que puedes estar seguro de que tu mensaje llegará a una audiencia de tu zona.

Plan financiero

Uno de los componentes más importantes de tu plan de negocios de fotografía es la creación de un plan financiero sólido, y una gran parte de él son los costos iniciales. Estos costos incluyen el asesoramiento jurídico, el diseño de la página web, el equipo fotográfico y la tecnología; básicamente, todo lo que necesitas para poner en marcha tu negocio.

Calcula cuánto capital necesitarás y luego explora tus opciones de financiación, que podrían incluir fuentes como préstamos para pequeños negocios, subvenciones y financiación colectiva. A continuación, haz un análisis del umbral de rentabilidad para ayudarte a determinar cuánto dinero necesitas para cubrir tus costos.

Más adelante, una vez que estés trabajando, puedes incluir otros estados financieros en esta sección, como el balance, el flujo de caja y los ingresos. Estos tipos de estados financieros te ayudarán a crear un análisis del flujo de caja y a controlar el bienestar financiero de tu negocio.

Si no estás muy familiarizado con el mundo de las finanzas y la contabilidad, puedes considerar pedirle asesoramiento a un profesional. (Incluso podrías proponerle que te cambie el asesoramiento financiero por unas fotos gratis).

Recuerda que redactar un plan para negocios de fotografía es un paso crucial a la hora de abrir un negocio. Pero cuando lo hayas terminado, no dejes que se quede en una carpeta acumulando polvo. El plan debe ser un documento en constante evolución que se actualice periódicamente para reflejar el estado general de tu negocio.