Siete factores clave para el bienestar en el lugar de trabajo

Un buen salario, vacaciones pagas y un paquete completo de beneficios son, seguramente, importantes para el bienestar en el lugar de trabajo. Sin embargo, hay muchos otros factores que las empresas deben tener en cuenta cuando intenten armar un equipo que sea leal y que esté motivado a largo plazo. Continúa leyendo para conocer los siete factores esenciales para lograr el bienestar general en el lugar de trabajo.

Comienza a usar Administración de empleados Square.

Empodera a tu equipo y protege tu negocio.

1. Autonomía

Los jefes que microgestionan no solo son malos para la confianza, sino que, además, es probable que lleven a la insatisfacción laboral. El estrés que estos gerentes ejercen sobre los empleados puede provocar desinterés a largo plazo, lo cual tendrá un costo para ti. Según estudios realizados por Queens School of Business y Gallup Organization, la tasa de ausentismo de los trabajadores desinteresados es mayor que el 37%. Crear puestos que les permitan a los empleados progresar y distinguirse por su cuenta y en entornos colaborativos es fundamental para los balances finales a largo plazo de una empresa. Los líderes necesitan tanto habilidades sociales e interpersonales como visión empresarial.

[RELACIONADO: Cosas que los líderes excepcionales hacen todos los días]

2. Sistema de gestión del estrés

Algunos negocios pueden atribuir el éxito a su entorno de presión alta, pero no se dan cuenta de que este tipo de entornos, con el tiempo, tiene efectos perjudiciales. La American Psychological Association estima que se pierden $500,000 millones de la economía de Estados Unidos debido al estrés en el lugar de trabajo, y también estima que se pierden 550 millones de días de trabajo debido al ausentismo por estrés. Además, el estrés en el lugar de trabajo puede llevar a un aumento del 50% en los reemplazos, según The American Institute of Stress. Las empresas que creen en la psicología positiva en organizaciones (con políticas que limitan las horas extra y el número máximo de horas trabajadas, y que brindan acceso a seguros de salud premium) pueden verse adelante del resto y considerarse lugares de trabajo más atractivos.

3. Cultura de inclusión

El bienestar en el lugar de trabajo se atribuye en gran medida a una cultura positiva. Según la revista Harvard Business Review, se identificaron seis características de esa cultura: preocupación por los colegas como la que sentirías por amigos; apoyo y compasión, especialmente hacia alguien que tiene problemas; evitación de la culpa y perdón de errores; inspiración entre todos; insistencia en la importancia del trabajo; e inculcación de confianza, integridad y gratitud en todos los niveles de la organización. Las empresas pueden trabajar para conseguir un entorno positivo si promueven conexiones sociales entre los empleados y si priorizan la transparencia de arriba abajo.

4. Comodidad física y seguridad

De acuerdo con un artículo publicado en Frontiers in Psychology, el entorno que se construye en un lugar de trabajo puede tener resultados perjudiciales o beneficiosos sobre la capacidad cognitiva de los empleados. En esta investigación, se sugiere que los negocios se pueden beneficiar si piden a arquitectos y psicólogos que diseñen espacios aptos para el trabajo óptimos. Judith Heerwagen, antigua científica del Pacific Northwest National Laboratory y ahora experta en programas en la Administración General de Servicios, dice lo siguiente: “Un edificio puede afectar de manera positiva la capacidad cuando brinda ambientes cómodos, permite el control individual y la adaptación de las condiciones, y reduce los riesgos de salud y seguridad”. Cosas tan básicas, como el control de la temperatura, el acceso a la luz solar, el control del ruido, la ergonomía, la calidad del aire en el interior, la entrada segura y, a veces, hasta la elección del color, son factores clave para satisfacer las necesidades humanas más básicas de los empleados. Todas ellas son fundamentales para el bienestar general.

5. Diseño del lugar de trabajo

Un diseño que esté bien pensado puede ser una herramienta poderosa para apoyar e incluso aumentar el rendimiento de los empleados. Debido a que, en la actualidad, el lugar de trabajo exige que los empleados se concentren y colaboren, es importante que el diseño de la oficina promueva ambas acciones. Según investigadores de Gallup, existe una correlación directa entre el compromiso del empleado y la satisfacción del trabajador; y esto se relaciona con un aumento en la productividad y la innovación. Susan Cain, autora del libro Quiet: The Power of Introverts in a World That Can’t Stop Talking, continúa y afirma lo siguiente: “La ‘mejor oficina’ es aquella que les permitiría a las personas decidir cuánta estimulación reciben en cualquier momento. Yo haría una oficina con muchos rincones y recovecos, muchas zonas privadas, pero, además, muchas áreas dónde las personas se puedan juntar, congraciar y pasar el tiempo”.

6. Competencia colaborativa

Trabajar para conseguir un mismo objetivo alimenta el sentido de comunidad en la oficina. Además, a menudo, una atmósfera de competencia solidaria puede motivar más a los empleados. Ya sea implementando competencias para cumplir ciertos objetivos de ventas u organizando un desafío de ejercicios en la oficina, la competencia colaborativa afecta el bienestar físico y mental de forma positiva. En un artículo del periódico Financial Times, se menciona que muchos empleadores incentivan el bienestar en el trabajo con rastreadores de actividad física, como Fitbit, y redes en línea que promueven la competencia y colaboración entre el personal a fin de motivar el ejercicio.

7. Acceso remoto

Podría parecer insignificante, pero otorgar acceso remoto y darles a los empleados la oportunidad de trabajar desde casa hace maravillas para mantenerlos contentos y motivados. De acuerdo con el periódico Financial Times, alivia el conflicto entre el compromiso laboral y el familiar, y puede resultar en un mejor equilibrio entre la vida en la oficina y en el hogar. Más productividad, como resultado de la flexibilidad en el lugar de trabajo, también puede ser una buena consecuencia.