Seis maneras de apoyar el crecimiento de tus empleados

Cuando tus empleados deciden permanecer en un puesto de trabajo (o incluso aceptarlo), no se fijan solo en el salario y los beneficios. También se hacen las siguientes preguntas: ¿Hay posibilidades de progresar en esta empresa? ¿Hay oportunidades de desarrollo profesional? ¿Se preocupa el gerente por mí como persona?

Según investigaciones, la retención y el compromiso de los empleados son los principales problemas que enfrentan las empresas en la actualidad. Por eso, aunque ofrecer una cocina bien equipada y una política de permiso con goce de sueldo (PTO, por sus siglas en inglés) generosa son excelentes beneficios, invertir en el desarrollo de los empleados es lo más importante que puedes hacer para formar un equipo de personal fuerte y satisfecho.

Aquí te mostramos cómo comenzar.

Comienza a usar Nómina Square

Procesamiento de nómina en el que confían miles de personas.

1. Haz que el asesoramiento y la tutoría sean una prioridad

Impartir conocimiento y habilidades a los empleados solía ser la norma para los gerentes. Sin embargo, esto no siempre sucede, debido al trabajo creciente, cambio de prioridades o por alguna otra razón.

Pero estas relaciones siguen siendo vitales, por eso, crea (e incentiva) un programa en el que los gerentes trabajen con sus subordinados directos o empleados de otros departamentos en calidad de [asesoramiento o tutoría] (https://hbr.org/2015/07/7-ways-to-improve-employee-development-programs).

2. Traza un curso para el desarrollo y el progreso

Cuando algunos empleadores entrevistan a los candidatos para un puesto de trabajo, consideran una señal de alarma si la persona consulta acerca de la oportunidad de un ascenso, ya que lo ven como una señal de que el candidato pronto se cansará del puesto. En lugar de eso, trata de verlo como una señal de que esa persona está interesada en permanecer en la empresa por mucho tiempo.

Haz que los gerentes se sienten con los empleados a fin de desarrollar planes individuales para su crecimiento, que incluyan las habilidades que quieran desarrollar, proyectos que deseen tomar y pasos cuantificables para alcanzar sus objetivos. Además, es importante abordar una trayectoria profesional en la empresa, especialmente si recién comienza y actualmente no existe un puesto lógico que le siga.

3. Programar controles periódicos

Juntarse con los empleados solo durante las revisiones anuales no es suficiente. Planifica reuniones individuales semanales, quincenales o mensuales con tus subordinados directos para hablar de los proyectos actuales, de los problemas que puedan tener en el trabajo y de la vida en general.

Esta también es una oportunidad para brindar comentarios, lo que no significa solo decirles a los empleados lo que están haciendo mal. Delimita áreas en las que trabajar con elogios y mensajes positivos. Trata de reunirte en cafeterías o en algún lugar fuera de la oficina para que la reunión se sienta más informal y relajada.

Reunirse de manera regular ayuda a desarrollar relaciones en las que los empleados sienten que pueden ser más abiertos y honestos contigo; además, ayuda a que trabajen juntos a fin de abordar cualquier problema potencial antes de que se agrave.

4. Ofrece programas de desarrollo que se ajusten a los individuos

Todos los empleados de tu empresa tienen diferentes objetivos de desarrollo, disponibilidad y estilos de aprendizaje, por lo tanto, no puedes esperar que la misma capacitación funcione para todos.

Con el fin de hacer que estos programas sean más atractivos para los empleados (en lugar de ser una tarea más), ofrece una variedad de opciones, como aprendizaje móvil, artículos en línea, seminarios presenciales y más.

5. Predica con el ejemplo

Para trasmitir el mensaje de que el desarrollo personal y profesional continuo es importante, los gerentes también deben comprometerse a esto. Habla con tus empleados acerca de los seminarios a los que asistes y lo más importante del evento.

Cuando creas un diálogo acerca de cómo aplicar estas lecciones a tu vida y a tu trabajo, los empleados ven estos programas como algo valioso y no como una tarea más en su lista.

6. Apoya el bienestar general de tus empleados

Hay una razón por la cual las empresas que ofrecen opciones, como el horario flexible o trabajo desde casa, se han vuelto tan atractivas para los candidatos a un puesto de trabajo. Los empleados tienen una vida fuera del trabajo. Piensa en cómo puedes enriquecer toda su persona.

Por ejemplo, puedes ofrecer una membresía con descuento a un gimnasio o seminarios sobre meditación y reducción del estrés. Puedes presentarles planes financieros para ayudarlos a comenzar a ahorrar, invertir o prepararse para comprar una casa. Puedes ofrecer un calendario flexible o la opción de trabajar desde casa de vez en cuando para que los empleados puedan ocuparse de sus asuntos personales.